Faure Dumont

No hay nada como mancharse las manos para aprender de verdad. Es la filosofía de esta escuela de educación «empírica». Una metodología 100% práctica en la que la parte teórica de las materias se aprende de forma amena a través de su aplicación inmediata en laboratorios, salas taller, exposiciones, funciones teatrales, etc.

Desde hace siglos, las grandes disciplinas se han dividido en dos grandes mitades; las artes y las ciencias. Esto guarda un paralelismo con la estructura del cerebro humano, ya que existe la certeza de que los conocimientos en ciertas habilidades se disponen en los dos hemisferios cerebrales: el izquierdo, más analítico, y el derecho, más artístico.

Para dotar a la escuela de una nueva identidad, se relacionó el concepto de los hemisferios cerebrales y la división de las disciplinas para construir un icono que representase el lugar en el que residen todos esos conocimientos. Nuestro cerebro.

La comunicación de la marca está narrada a través de los grandes maestros de las ciencias y las artes que a lo largo de la historia nos han maravillado con sus logros. Un recorrido por toda nuestra historia, desde los grandes pensadores y emperadores hasta los referentes contemporáneos.

Gracias al uso de una gama cromática neutra, en las que las masas de color actúan como fondo para dejar el protagonismo a las imágenes y elementos, construimos un método de comunicación sencillo y eficaz que dota a la marca de esencia propia junto a los valores de profesionalidad y seriedad.